Paulo Freire y su legado libertario

#dddsdu  o de como las fuerzas malignas del universo se confabularon para desencadenar los más macabros sucesos un 29 de febrero. Notas para lo que pudo haber sido mi gran presentación en la conferencia “Didaktik, Design og Digitalisering”, SDU – Kolding, 29.02.2016

“Si algo puede salir mal: saldrá mal” Ley de Murphy

  1. Conectores. Acabo de cambiar de computador, a uno fantástico, rapidísimo, liviano, plano … en donde los “enormes” conectores standard (léase de red, VGA, HDMI y paralelo) son impensables. La calidad de proyección mediante un cable HDMI es muy superior a la de un VGA, por ende (o por snob) llevo siempre conmigo un conector de mini a HDMI. En el aula de proyecciones, el cable disponible tenía entrada VGA, no HDMI. El adaptador de mini a VGA me instaló el encargado de sistemas en el monitor externo en mi oficina, bastaba con llevarlo en la mochila, así sea grande, así el display pierda calidad y no sea lo óptimo … Y claro, esto se hubiese solucionado si unos días antes visitaba el aula y me percataba de los cables disponibles y los conectores necesarios.
  2. Equipo ajeno. Mi computador no podía conectarse al proyector. Rápido. Usar otro computador. El archivo, en Dropbox compartido. No hay problema … o por lo menos eso creí. La presentación la hice en Power Point. Siempre uso 2 monitores. El archivo se muestra en mi laptop con notas y comentarios y proyecta solo la diapositiva en el otro monitor. Ayer hasta las veintitantas de hoy revisé la presentación y agregué todas las notas, tips e ideas de todo lo que seguro me olvidaría durante la presentación. Todo anotado en los comentarios de presentación dentro de las diapositivas. Hoy al empezar la presentación en el computador ajeno, en lugar de mis notas solo veo las diapositivas tanto en la laptop como en la pantalla del auditorio. Ni una nota, ni un comentario. Nada. Silencio. Empiezo atolondradamente, tengo las diapositivas, no tengo mis notas. Me siento desvalida, desnuda. Acabada.
  3. Impresos. Sola yo y mis diapositivas, sin notas, sin ayudas. Nada. ¿Por qué no imprimí las diapositivas con las notas? O escribí en papel, de puño y letra para asegurarme un respaldo que me diera el empujón que hacía falta, que hiciera las veces de apuntador en esta obra de teatro. Yo. Sola. Con mis diapositivas, como si fuésemos extraños, desconocidos en la primera cita.

fot2Y así, pasaron los primeros 500 minutos de terror (probablemente fueron 3 pero en mi horror enorme fueron mil) sin poder articular dos ideas juntas, chapuceando en un inglés de vergüenza.

Mi redentor: el pedagogo brasileño Paulo Freire. A partir de que su nombre apareció de pronto en una de las (extrañísimas) diapositivas, logré verbalizar de nuevo, logré decir algo coherente, sensato y cómo más podría ser si su legado es siempre aquel del dialógo, de la reflexión y la acción para el cambio.

A lo mejor no fue tan mala la presentación, por lo menos el tweet de uno de los asistentes, recoge el sentido de lo que intenté decir:

on Social Movement Learning through Paulo Freire and the Rhizome Deleuze & Guattari

Anuncios

Un comentario en “Paulo Freire y su legado libertario

  1. Seguro la presentación salió bien a pesar de la ley de “Murphy” con los problemas que la tecnología nos da, gracias por la descripción, muy simpática. R. Chongtay

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s