Cinco minutos mas para la cuenta atras

… hacemos el balance de lo bueno y malo
cinco minutos antes de la cuenta atrás.

IMG_20151231_181849En Kolding, en nuestro último año “por esta vez” en Dinamarca, recibimos el año nuevo con las campanadas de la Puerta del Sol.

En casa de mis padres siempre hemos visto la celebración del año nuevo en España, pero nunca le había prestado real atención. El “siempre” en realidad, es imposible ya que la televisión por cable llegó a mi casa cuando yo ya no vivía ahí, es decir que “siempre” no tiene más de de 15 años. En fin, tan sumida en la letra de Un año más, este año conectamos con RTVE “cinco minutos antes de la cuenta atrás” con la certeza de estar en el horario correcto para poder comer las uvas con cada campanada, ya que esto es –ahí sí cabe el siempre– siempre imposible en el Ecuador, por la diferencia horaria.

Simultáneamente el IPAD estaba conectado a las campanadas del Municipio de Copenhague transmitidas en vivo por DR.TV. La cámara mostraba un plano fijo del “reloj de antaño, como de año en año”. Pese a que en el fondo las dos transmisiones enfocaban un reloj, la sobriedad danesa contrastaba con la euforia “entre pitos y gritos de los españolitos”.

La canción de Nacho Cano de hace más de 20 años, interpretada hace poco por Ana Torroja y las mexicanas Ximena Sariñana y Carla Morrison es lindísima. Pero hasta ayer, gracias a la explicación de los presentadores previa a los campanazos logré decifrar qué quería decir el “1, 2, 3 y 4 y empieza otra vez que la 5ta. es la 1 …”. Y pensé en todas esas cosas que nosotros simplemente adoptamos y repetimos por el solo hecho de compartir idioma, cuando en realidad carecen de significado en nuestro contexto.

Me preguntaba también por qué si siempre (de nuevo la longitud del siempre es debatible) me gustó Mecano, nunca más los escuché. Y entonces mi amiga Paulina compartió en su muro el video de esta reciente grabación. Y ahí me acordé.

Claro que fui fan de Mecano, compré entradas para verles en la Plaza de Toros. Yo estaba en tercer curso. Fui con mis dos primos y la Pauli y el único recuerdo que tengo es cuando Ana Torroja tomó el micrófono y se despidió: “Gracias Guayaquil!!!” y encima repitió: “Hasta siempre Guayaquil!!!” … fue un baldazo de agua fría. “QUITO!”, le gritábamos todos. “Quito!”, repetíamos … y se fueron del escenario … sin saber siquiera a quién le había cantado y quiénes habían coreado una a una todas sus canciones.

Y entonces, pienso que esta canción ya no me gusta tanto … aunque las bellísimas voces de las mexicanas le dan un cierto brillo:

yo no olvido al año viejo, porque me ha dejado cosas muy buenas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s